Speedtail, el renacer del McLaren F1

Corren buenos tiempos para el reggaeton, los youtubers y los hipercoches. Las marcas de pedigrí deportivo se afanan en exhibir, cada poco tiempo, todo su potencial tecnológico en excelsas máquinas capaces de fulminar las cifras de potencia y velocidad de sus rivales.

La ‘pelea de gallos’ comenzó hace unos años con el Porsche 918 Spyder, el Ferrari LaFerrari y el McLaren P1. Vehículos que ya incorporan per se la tecnología híbrida, cuadrigas de millares de equinos y aceleraciones propias de aviones de combate. Hablar de 400 kilómetros por hora de velocidad punta parece algo de lo más normal cuando nos referimos a estos prodigios de la ingeniería y la aerodinámica activa que solo necesitan dos alas para remontar el vuelo.ww9
En estos meses se han sumado a este exclusivo club otros prodigios de la automoción como los: Koenigsegg Regera, Mercedes AMG One, Aston Martin Valkyrie o Bugatti Chiron. Automóviles, todos ellos, que ya ilustran las más gloriosas páginas de la historia de la industria automotriz y cuyo precio se triplicará en pocos años como las grandes inversiones.

Este elenco de coches de ensueño se ha visto incrementado desde ayer con un nuevo integrante: se trata del McLaren Speedtail . A su currículum no solo hay que añadir que se trata del vehículo más rápido en la historia del constructor británico, sino que podría considerarse el sustituto del legendario McLaren F1…’casi ná’.
ww5
El F1 revolucionó todo lo conocido en cuanto a superdeportivos a principios de los años 90. Su diseñador e ideólogo, Gordon Murray quiso crear un vehículo totalmente diferente a lo que había hace más de tres décadas en el mercado. En una época gobernada por los Ferrari F40 o Porsche 959, el F1 transgredió las leyes marcadas por aquellos indómitos pura sangre e hizo que todos los coches de su quinta parecieran obsoletos.
ww22
Para empezar Murray ideó un superdeportivo que seguía algunos mantras: potencia extrema, gran ligereza y un puesto de conducción con tres plazas (la del piloto y otras dos retrasadas a ambos lados de éste).
22w
Del propulsor se encargó BMW y preparó un V12 de 6 litros que entregaba 635 CV -a 7400 rpm- y un par de 649 Nm. Se convirtió en el automóvil más rápido del mundo alcanzando los 391 km/h.
ww0.jpg
Hemos tenido que aguardar 26 años, hasta que McLaren ha reunido las bolas de dragón para resucitar a aquel revolucionario ingenio mecánico. El Speedtail se ha transformado en un monstruoso devorador de kilómetros, con más de 5 metros de longitud y una aerodinámica propia del próximo milenio. Al igual que su antecesor, puede mirar por el retrovisor al resto de su competencia que deberá ponerse las pilas (o las baterías si hablamos en términos híbridos) para contrarrestar este golpe en la mesa.
ww2
El primer guiño al F1 lo encontramos en las unidades que se pondrán a la venta: solo 106, exactamente las mismas que McLaren ofreció al mundo de la obra maestra de Murray. La segunda coincidencia viene en la posibilidad de transportar a tres personas, con el conductor en la posición central, como ya hiciera el vanguardista F1. La tercera semejanza la hallamos en un diseño rompedor sin estridencias que sigue los preceptos del concepto Long Tail (culo largo) que ya estrenó el McLaren noventero y la apertura de puertas vertical.
ww11
Hasta aquí las coincidencias, porque si hay una palabra que define al Speedtail es limpieza. La carrocería del más reciente McLaren emplea grandes paneles de fibra de carbono para evitar cualquier tipo de arista y aligerar el peso del conjunto.
Atrás quedan los apéndices aerodinámicos y multitud de spoilers de modelos como el Senna. El Speedtail consigue atravesar el viento como un proyectil merced a soluciones vanguardistas: sus ruedas delanteras carenadas (las turbulencias que generan los neumáticos anteriores tienden a levantar el coche), el gran difusor trasero o retrovisores que son cámaras, las cuales se camuflan en su carrocería cuando no hace falta usarlas.
ww6
Una silueta vista desde el techo que imita una gota de agua, la forma más aerodinámica creada por la naturaleza.
ww7
El interior de la cabina apuesta decididamente por las pantallas digitales LCD. En total encontramos 5 displays que persiguen continuar con la pureza de líneas del exterior del coche: una detrás del volante con la información del motor, dos a los lados que permiten ajustar los parámetros de conducción para evitar utilizar botones y otro par de ellas que mostrarían las imágenes de los ‘espejos retrovisores’.

Solamente tendremos 11 pulsadores físicos en el techo- como si fuera un caza- con el fin de: controlar las marchas, abrir o cerrar las puertas y seleccionar el modo de conducción. Sin lugar a dudas, un ovni con ruedas.
ww1
El motor no desentona en este deportivo de altas prestaciones. Utiliza un sistema híbrido de impulsión que eroga 1050 caballos. Puede alcanzar los 403 km/h y acelerar de 0 a 300 por hora en 12,8 segundos gracias a sus 1430 kg de peso. Cifras de otro planeta para el McLaren más veloz jamás producido que, asimismo, tiene un precio de una galaxia muy muy lejana: casi 2 millones de euros.
ww4
Una escultura contemporánea tallada por el viento que no dejará indiferente a los amantes de los hiperdeportivos. Líneas puras y simples para disfrutar del lujo más exquisito a velocidades inverosímiles a bordo de este jet privado con volante.

Mientras tanto, cuesta trabajo imaginar cómo nos volverá a sorprender McLaren con el reemplazo del Speedtail, ojalá no tengamos que esperar 26 años más para venerar otra pieza de orfebrería mecánica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s