Auto Salon Singen, el paraíso alemán

Asociar automóviles y Alemania nos evoca irrevocablemente a las idílicas Autobahn o al excitante circuito de Nürburgring. Sin embargo, y aunque os parezca una locura, yo añadiría a estos lugares de culto germanos un concesionario de coches. No se trata de un comercio de compra-venta de autos al uso, de los que podéis encontrar en vuestra localidad, yo casi lo calificaría de santuario del motor. Una mezcla de museo, concesionario y paraíso automovilístico.
002
De hecho, si alguna vez Bertín Osborne me propusiera entrevistarme en su casa o en la mía elegiría sin titubear conversar en Auto Salon Singen, despreciando la famosa parra y la complicada vitrocerámica del cantante de “Buenas noches señora”.

Mi afición por la automoción me llevó un día por azar a una galería fotográfica de la susodicha “Meca de las cuatro ruedas”. Quedé hipnotizado durante horas por las joyas que reposaban pacientes en sus salones en busca de un adinerado comprador que lo alejara de aquellos salones para volver a surcar el asfalto.
azz
Auto Salon Singen es un concesionario multimarca situado en la ciudad de Singen, estado alemán de Baden-Wurtemberg cercana a la frontera con Suiza. Cuenta con unos 50.000 habitantes y es la segunda población más importante del distrito de Constanza.
Sin duda, esta urbe debería replantearse centrar su turismo en la peregrinación a las instalaciones de Auto Salon como si de un Camino de Santiago a la alemana se tratara.
sa
Si seguís pensando que exagero, como buen andaluz, no tenéis más que entrar en su página web. En sus distintas dependencias se reparten infinidad de leyendas vivas de la automoción: clásicos, superdeportivos e incluso bólidos de competición.

Cualquier mito automovilístico que podáis imaginar está o ha estado en su exposición (salvo el Aston Martin One-77 para mi gusto). Lo mejor es que tienen un archivo histórico en el que ver las instantáneas de los modelos que han desfilado por sus dependencias.
1q
No solo cuenta con legendarios deportivos en perfecto estado que han sido reemplazados por modelos más actuales por sus caprichosos dueños. La concesión teutona exhibe los novísimos automóviles de las más refutadas marcas con apenas una decena de kilómetros.
xxc
En su exposición no faltan los Ferrari LaFerrari, McLaren P1, Porsche 918 Spyder, Lamborghini Aventador, Ford GT o Bugatti Veyron.

El coche más caro es un Bugatti Chiron que sobrepasa los 4 millones de euros, seguido de un LaFerrari que supera los 3. El más barato un Austin Healey Sprit Mark I de 1960, que puede ser nuestro por 39.900€.
El vehículo más antiguo es un Mercedes-Benz 290 Cabrio, matriculado el 1 de julio de 1936. El más reciente un Porsche 911 GT3 RS del 23 de diciembre de 2016… 70 años de diferencia entre ellos. Curiosamente el automóvil que menos distancia ha recorrido es un Porsche 356SC 1600 Cabrio de 1964 con 3 kilómetros reflejados en su salpicadero, junto al deseado Mercedes-Benz SLR Stirling Moss con 25km en el tacómetro…un ejemplar más raro que un hipster afeitado.
zzx
Para los que soñamos con ponernos a los mandos de los más exclusivos bólidos tenemos una sección donde ver los habitáculos de estas máquinas en 360 grados. Si nos acercamos lo suficiente a nuestro monitor podemos soñar con jugar con el gas mientras trazamos curvas con un Pagani Huayra con 730CV bramando tras el respaldo de nuestro asiento. Por contra, no podremos sentir sus sensaciones de vértigo, ni tocar sus materiales nobles ni su fibra de carbono, ni percibir ese adictivo olor a nuevo que desprenden los vehículos recién salidos de fábrica. Es lo que tiene ser pobre.
360
Tras contemplar las maravillas que jalonan sus estancias dan ganas de acercarse a la puerta de Auto Salon Singen y cantarle una saeta o rondar detrás de aquellas obras de arte como el Mocito Feliz cuando ve una cámara. Seguro que mientras el afortunado gerente del concesionario anhela visitar la Costa del Sol -ataviado con sus chanclas y calcetines blancos- nosotros suspiramos por pasear entre sus voluptuosos hiperdeportivos con la boca más abierta que el túnel de la Alcazaba….y es que, cada uno quiere lo que no tiene.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s