Star Cars

Hace poco tiempo, en una galaxia muy muy cercana surcaban las carreteras varios hiperdeportivos Jedi cuyas prestaciones y fuerza eran de otro planeta.
Gracias a sus poderes, los súpercoches Jedi pueden controlar “La Fuerza” amplificando su velocidad, potencia, paso por curva y sensaciones al volante.
Increíbles artefactos capaces de transportar a la raza humana en viajes interestelares luchando contra el lado oscuro, compuesto por: el tedio, el aburrimiento y la rutina.

Estos últimos dos años hemos sido testigo de una “trilogía” galáctica (y no nos referimos a Messi, Suárez y Neymar), formada por la coincidencia en el espacio-tiempo del Ferrari LaFerrari, el McLaren P1 y el Porsche 918 Spyder.
aaa
Un triunvirato que ha gobernado con mano firme el universo automovilístico desde 2013. Y cada uno de ellos lo ha hecho como mejor sabe, exprimiendo sus mejores armas e incorporando la hibridación.
Los tres sobrepasan con holgura los 350km/h y derrochan unas prestaciones de infarto, para intentar coronarse como el mejor deportivo de la galaxia. No escatiman en mecánicas superlativas ni en materiales ligeros de alta resistencia.
En esta nueva hornada de máquinas supersónicas no puede faltar la tecnología híbrida, que irrumpe para arañar céntisimas al cronómetro y disminuir las abrumadoras cifras de consumo.

El Ferrari LaFerrari está catapultado por un propulsor V12 atmosférico y otro eléctrico que entregan 963CV al unísono. Recoge el testigo del Ferrari Enzo, mejorando lo inmejorable. Su morfología está aderezada por multitud de entradas de aire, alerones móviles y un derroche insultante de fibra de carbono.
cb2d01f1447d994a31998b4b0ec3d6dd
LaFerrari toma el testigo de legendarios vehículos de altas prestaciones integrada por obras de ingeniería capaz de reproducir las emociones de un Fórmula 1. En la retentiva de todos los amantes de los automóviles están grabados a fuego las nomenclaturas 288 GTO, F40, F50 y Enzo.
aad
El McLaren P1 no se arruga, ni mucho menos, ante el portaestandarte de la marca de Maranello. Consigue la misma efectividad y refinamiento tanto en circuito como en carretera gracias a la conjunción de un motor de gasolina (737 CV) y otro eléctrico (179 CV).
Sendas unidades de potencia erogan 916CV y 900Nm. Una caja de cambios automática de doble embrague y siete relaciones se encarga de insuflar a las ruedas traseras toda su furia.
aa142bd37e79ed9f6b90300ea53dae7c
44
92ed996d04ace2e3fd43947eb3dae998
Por su parte, el Porsche 918 Spyder toma el relevo del Porsche Carrera GT y lo eleva al cubo. Al cubo porque implanta tres motores de funcionamiento independiente: uno de gasolina de ocho cilindros en V que otorga 608CV de potencia y dos mecánicas eléctricas de 285CV. En total, 887 caballos salvajes.
918
Esta fuerza bruta lo empuja hasta los 100km/h en 2,6 segundos, mientras que consigue un asombroso consumo de solo 3,3l/100 en su configuración híbrida. Algo impensable años ha.
11
343
Cada uno de estos superdeportivos solo se entiende con la rivalidad que mantiene con los otros dos. El afán por superarse ha hecho que las marcas ofrezcan lo mejor de sí mismas para intentar batir a su rival. Un duelo por todo lo alto que da como resultado “misiles” de otra galaxia que rondan el millón de euros.
Únicamente son superados por el exclusivo “club de los 400” (al cual dedicaremos un post propio).

Echando un vistazo a sus interiores, nos encontramos con auténticas “naves espaciales”. Instrumentaciones digitales con pantallas que informan de cualquier nivel que se pueda informar, diseños de mandos minimalistas para no distraer al conductor de la trazada a seguir y configuraciones a medida para pilotar a estos bólidos de competición matriculables.

fff

Instrumentación digital y personalizable, como en un videojuego, en el LaFerrari. El volante es muy  similar al que utiliza Vettel en su monoplaza.

mcl

Ninguna concesión a lo superfluo en el puesto de conducción del McLaren P1. Su cuadro de mandos es una pantalla TFT.

po

El 918 Spyder recurre a los típicos relojes redondos ‘made in Porsche’ y una consola central táctil que muestra de lo que es capaz la fábrica de Stuttgart.

Son los genuinos “Star Cars”, coches de ensueño que solo serán disfrutados por unos pocos privilegiados. Capaces de trasladarte a otro nivel de la automoción con guarismos propios de monoplazas de carreras pero, a la vez, aptos para la conducción diaria.
a32
Si alguna vez tienes la oportunidad de sacar el máximo partido a sus temperamentales caballerías, recuerda: “Que la fuerza te acompañe”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s